Cambios en las tuberías de agua formaron un hueco en la carrera 11

Cambios en las tuberías de agua formaron un hueco en la carrera 11 Bogotá D.C.

Sobre la carrera 11 entre calles 74 y 76, un gigantesco hueco en la mitad de la vía afectó la movilidad del sector por al menos una semana.  

Por este lugar, uno de los más importantes de la localidad de Chapinero, aledaño a puntos como el Gimnasio Moderno, la Universidad Sergio Arboleda, la Universidad Pedagógica y el centro comercial Avenida Chile, confluyen no solo vehículos particulares y rutas escolares, sino también buses del SITP azules y provisionales. Todos debían esquivar los maletines naranjas que de manera provisional se habían instalado para alertar a los conductores.

 

egún el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU), responsable de la vía, el daño no se había generado por un mal procedimiento de algún contratista, sino por un cambio de tuberías que estaba realizando la Empresa de Acueducto de Bogotá (EAB).

De acuerdo con la EAB, en días pasados se inició el cambio de 120 metros de tubería del colector de aguas lluvias –que tiene una profundidad de 4 metros– para prevenir inundaciones en Chapinero, una de las localidades de Bogotá en las que, según el Ideam, se presentan lluvias con mayor frecuencia. 

Tras estos cambios, la entidad afirmó que se hicieron unos rellenos con recebo y se aplicó la capa asfáltica hasta el borde de la vía. Sin embargo, el material aplicado sufrió una compactación por el alto tráfico que tiene la carrera 11 y se generó el hundimiento. Iván Velásquez, conductor de una de las rutas del SITP que transita por este corredor, afirma que el daño apareció de un día para otro. 

“Vi las obras, pero todo había quedado arreglado. En el turno de la mañana siguiente me di cuenta de que había un hueco y lo tuve que esquivar, pero casi caigo en él”, cuenta. Para el conductor, el declive de la vía contribuía a que el tránsito por la 11 fuera imposible. “La vía se congestionó más de lo normal por ese cerramiento que le habían puesto”, concluyó.

La Empresa de Acueducto, por su parte, informó desde el viernes que estaba esperando a que mejoraran las condiciones climáticas para que la carpeta asfáltica que habían instalado secara completamente y se pudiera adherir, de manera que pudieran intervenir la calle. Esto ocurrió el sábado, cuando el sol en la ciudad permitió que la entidad iniciara las obras de reparcheo.

Óscar Rodríguez, residente del sector, comentó que los huecos son un problema constante por esta zona y que no solo nacen de situaciones como esta, sino de verdaderos descuidos de las entidades responsables de las calles.

“Se convierten en trampas con las lluvias, ya que no se ven; es un potencial riesgo para los conductores”, afirmó. Para el cierre de esta edición, la EAB había finalizado las intervenciones en la carrera 11 y el hundimiento había sido estabilizado.



Fuente

Redacción Bogot

EL TIEMPO ZONA

Compartir

Deja un comentario

Debes estar registrado para publicar un comentario. Regístrate Aquí
Cargando...